martes, 1 de octubre de 2013

Volverse supermoderna: ¡cuenta en Twitter!




Hace unos años probé a hacerme una cuenta en Twitter. Creo que no duré ni dos horas. La interfaz me resultaba indescifrable, no sabía qué tenía qué hacer, qué escribir, cómo publicar, retwittear... No volví a entrar nunca más. Hasta el sábado. Hace meses que Facebook me aburre y no entro para nada y me da la sensación de que para difundir opiniones cortes, enlaces, etc es más útil: Facebook se me antoja más visual y he comprobado que si no pones foto (y una foto que resulte atractiva al primer vistazo) tus publicaciones pasan sin pena ni gloria. Vamos, que Facebook se ha convertido en un gran álbum de fotos virtual donde todo lo que sea negro sobre blanco pasa desapercibido.

Así que, como os digo, me he hecho una cuenta en Twitter. Me podéis buscar si queréis: @CondesadeVilche (sin la s)

Fijaos si me he emocionado con el invento, cuyo funcionamiento por fin entiendo o al menos intuyo, que me he puesto a seguir como una bestia a editoriales, a publicar y retwittear hasta el punto de que me ha salido un mensaje indicando que me suspendían la cuenta si no acataba las normas de la página web. Hablando en plata: que me estaba pasando tres pueblos de la emoción.

He tenido que rellenar un cuestionario en el que prometía enmendarme...

¡Nos leemos por Twitter!


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails